PALOMA – 29 años

(Testimonio)

LOS COMIENZOS
“Al beber me sentía mucho mejor. Podía hablar…, hablaba con todo el mundo…, no me callaba ni debajo del agua… Es que yo soy muy tímida…”

“Yo he estado bebiendo desde muy joven, muy pequeñita, desde los 13 o 14 años. Es que mi padre era alcohólico, murió de cirrosis. Y mi madre no quería tener alcohol en casa, pero una vez le dio una vena y compró una botella de coñac por Navidad… Entonces yo la cogí. Estaba escondida para que mi padre no la viera y yo la cogí. Y traguito a traguito…, cuando se dio cuenta mi madre…”

“Luego empecé con unas amigas, y nos tomábamos entre las tres una caña. Fue al principio.”

“No se por qué bebía…, mi madre se iba a trabajar…, y me quedaba sola.”

“Al principio, cuando empecé a salir con mi marido, pues bebíamos los fines de semana. Yo siempre he bebido más que él. cuando me casé, ya ha sido otra cosa… Bebía en casa y fuera de casa. Bebía cerveza antes de comer, en la comida y después de comer.”

LOS PROBLEMAS
“Mi marido me decía, sobre todo cuando me quedé embarazada: ‘¿no crees que bebes mucho? Yo no decía nada, me iba a la cocina. Le chillaba. No me ponía agresiva, pero le decía todo a gritos.”

“No, no me daba cuenta de que estaba tan mal…, yo con tener mi cervecita o vino o lo que fuera…, veía todo solucionado… Bueno, yo creo que sabía que no era normal, pero como creía que a mi no me hacía daño…”

“Y hubo un momento que el hígado dijo que bebiera mi abuela. El niño nació con el mono ese…, (el síndrome de abstinencia)”

PIDIENDO AYUDA
“La asociación me ha ayudado mucho, a aclararme las ideas y ahora me encuentro fenomenal. Ha cambiado… Bueno, es que ha cambiado todo.”

“Yo le diría a la gente que tiene problemas con el alcohól… que se aten a la pata de la cama. No sé. Yo si pudiera dar marcha atrás sobre todo antes de quedarme embarazada… No sé, les diría que no bebieran”

Comments are closed.