MARÍA – 50 años

(Testimonio)

LOS COMIENZOS
“Se empezó a agravar todo y ahí empecé a echar mano del alcohol…, yo veía que el alcohol me quitaba ese sufrimiento que tenía y me olvidaba de él.”

“Yo soy una persona muy dada a la gente, para mí no he mirado nunca. Eso quizás me ha hecho ir al alcohol…”

“Me dediqué a mis hijos…, he sido exagerada… Cuando tuve mi cuarta hija me dio una depresión muy grande, una depresión enorme post parto, por el tema de verme con 4 hijos y con mi marido viniendo cuando le daba la gana. Hemos tenido muchos problemas, muchas riñas… Entonces yo, por no molestar, lo he hecho todo sola… Me he hecho muy fuerte.”

Mi hijo el mayor, tenía 11 años y empezó a meterse en el mal rollo… era un niño inadaptado, empezó con el chocolate, los porros… Ahí empecé a echar mano del alcohol en el sentido de que ellos se acostaban y me veía sóla hasta la 1 o las 2 de la mañana y bebiendo el sufrimiento era menor. Pero no era habitual. A lo mejor pasaba un año y no echaba mano del alcohol… yo en los bares nunca bebía.”

“Por eso empecé a beber… por la soledad que tenía… la baja autoestima que tenía…”

“Yo ya había empezado a ver mis valores como persoha, eh… Y, dije, ¿yo voy a perder todo por una copa de alcohol, por ser una mierda?…, no. Y eso me ayudo, subiendo, subiendo, subiendo adelante.”

Porque, claro, yo me metí en mi cama…, me encerré en mi casa. Yo me despreciaba a mí misma. Yo creía que no valía para nada. Y sin embargo, yo me estaba enfrentando a todo lo que la vida me daba.”

LOS PROBLEMAS
“… Y ahí empecé a beber más… porque mi hijo bebía en casa, y me decía: Mamá, tómate un poquito de Whisky…”

“Fueron todo problemas… mi otro hijo también cayó en la droga… fue una lucha continua. Al fin el mayor salió de la droga… Pero empezó a darle al alcohol, que es lo que les ocurre a todos. Y ahí yo empecé a probar el whisky… que primero hacía hasta ascos. Pero veía que eso hacía que no sufriera tanto de ver a mi hijo…”

“… los últimos 6 meses fueron terribles…, de levantarme a media noche a beber… Escondía las botellas en las cisternas, detrás del lavavajillas…

“Al principio lo controlaba. A lo mejor bebía y si me veía un poco mal: ‘Yo no bebo más’. Y sí, me podía estar un mes sin volver a probarlo. Pero claro, mis problemas se agravaban cada vez más. Yo me ponía a beber y lo único que hacía era dormir… Yo me enganché al alcohol en dos años, no bebí más de dos años. Pero los últimos 6 meses fueron terribles… Yo…, es que era una angustia… Dormía dos horas… Me despertaba para ir a beber.”

“Quería superarlo por mí misma. Pero por dos veces no puede. Me pasaba una semana ‘que no, y que no’…, y me daban unos monos…”

“Eso es espantoso… De verdad que es horrendo. He visto en mis hijos lo que es la droga y he visto el alcoholismo. Y es lo mismo. Lo único que para la heroína, que es más cara, tienes que robar, hay delincuencia. Y en el alcohol, por 20 duros te puedes emborrachar”

La última vez que a mí me ingresaron fue en Navidad, y dije que aquello se había acabado. Cuando salí…, me acuerdo que tenía una botella en mi casa y nada más llegar del hospital la vacién en el water y dije: ‘Se acabó’. Mi hija la mayor me dijo ‘Mamá, yo te ayudo… yo te llevo donde tú quieras’. Entonces me fui, me vine aquí, al centro de salud mental…”

“Mi hijo murió en casa, al ratito de acostarse. Ha sido el dolor más grande que me ha dado la vida, a pesar de todo lo que he sufrido con él. Y, bueno, perdí a mi hijo…, pero yo no volví al alcohol.”

PIDIENDO AYUDA
“… todos a una para ayudarnos a salir de un infierno. La asociación es una familia para mí.”

“Cuando yo entré en la asociación les dije ‘Mirad, yo no confío en esto pero es que ya no sé a qué agarrarme y voy a probar a ver. Pero la verdad es que vengo sin ninguna fe’. Y la verdad es que cuando salí de allí, salí llorando y pensé ‘Esto es lo único que me va a sacar’. Y así ha sido.”

“A mi la asociación me ha dado todo. Me ha dado la vida porque ahí yo veía cariño. No había interés personal de ninguna clase. Yo me hice adicta a las terapias.”

EN LA ACTUALIDAD
“Llevo fuera del alcohol casi 4 años…, donde merece la pena estar. En estos cuatro años es cuando he empezado a vivir.”

“Cuando yo el primer día saludé a una vecina habiéndome quitado del alcohol…, ‘Hola’, y sonreírme…, aquello para mí fue tan grande que eso es lo que me dio fuerza para luchar. Dios mío, si antes no me miraban. Y ahora ya me empiezan a mirar. Y se nota. Se nota…”

“Yo ya no siento amor por mi marido. Ya no puedeo quererle. Entonces tampoco vivo feliz. ¿Me explico?. Pero vivo feliz con mi abstinencia. Eso sí. Eso está claro. es lo que me hace a mí vivir feliz en la vida. El amor se ha ido, pero lo puedo sobrellevar porque lo más importante es que haya tranquilidad en mi casa y en mis hijos, y ahora la hay.”

“… la gente que dice yo no puedo salir porque tengo problemas… Eso es mentira. Todo lo que un ser humano quiere hacer, lo consigue si se empeña…”

“En el alcohol eres una piltrafa, una mierda como persona. Y encima, tu entorno se viene abajo. Mientras que quitándote de ello eres persona y tu entorno funciona.”

LA MUJER ALCOHÓLICA
“El problema que tenemos las mujeres es que tenemos menos ayuda…”

“Yo no tuve ayuda de amigos, ni de mis padres…, y de mi marido…, para qué voy a hablar… Para nada. Al contrario, me machacaba. Lo único que sabía decir es que yo era una alcohólica… Al principio no se lo admitía. Pero luego le dije, ‘Pues sí, hijo. Soy alcohólica. Pero yo me he quitado del alcohol y soy persona’.”

“Para el hombre es una bajeza, no admite que una mujer sea alcohólica. La llama viciosa… Y no la ayuda. Sin embargo, el hombre, por el machismo que hemos vivido toda la vida, el hombre, aunque beba y se vaya con una mujer…, es un tío macho.”

“… aparte de que la mujer se engancha muchísimo antes. Le afecta el alcohol mucho más que al hombre. Hay miles y miles de mujeres que beben en casa. Lo que pasa es que no sale a la luz porque hay vergüenza de decir que bebes… Hay otras mujeres que beben en casa todos los días y no se dan ni cuenta de que están enganchadas al alcohol…, la mayoría de ellas piensan que no son alcohólicas.”

Comments are closed.